La Comarca de Campo de Belchite, en el centro de Aragón es rica en contrastes, paisajes esteparios y forestales, surcados por profundas hoces, crean un mosaico de hábitats único que da cobijo a una sorprendente biodiversidad animal y vegetal.

En sus diversos ambientes, encontramos especies singulares y sorprendentes, aves esteparias, grandes rapaces, especies protegidas cuya observación no solo nos proporciona un gran privilegio, sino también un gran placer.

Organizamos estancias para observación de aves de uno a tres días, adaptándonos a las necesidades de cada grupo.

La Batalla de Belchite

Se conoce como Batalla de Belchite al conjunto de operaciones que tienen lugar entre el 24 de Agosto al 6 de Septiembre de 1937 y tiene como objetivo la conquista de Zaragoza por el ejército republicano y evitar la conquista de Santander por parte de los sublevados.

Para ello, la República utilizará un contingente de hombres y material que llaman el Ejército del Esteal, mando del general Sebastián Pozas, con un total, aproximadamente, de 70.000 hombres, incluidas las Brigadas Internacionales, acompañados de artillería, aviación y carros de combate soviéticos.

Los republicanos no consiguen tomar Zaragoza y Santander cae en manos de los sublevados.

La República necesita de una victoria que levante la moral de su ejército y que demuestre ante la prensa internacional su capacidad ofensiva, y acaban desviando la atención ante un objetivo secundario.

A partir del 29 de Agosto de 1937, unos 30.000 soldados se volcarán sobre Belchite, siendo totalmente cercado y desencadenándose una terrible batalla, que se prolongará durante 13 interminables días, combatiendo ferozmente, calle por calle , casa por casa y cuerpo a cuerpo, pues se reciben órdenes de resistir hasta el último hombre.

La población civil se apiñaba en las bodegas colindantes a la plaza mientras los defensores se parapetan tras barricadas de cadáveres. Ante la caída inminente los militares deciden romper el cerco y los siguen parte de los sitiados. La mayoría de la tropa pereció en el intento y el 6 de septiembre cayó la plaza.

Cuando la población salió de las casas desventadas, los cadáveres se pudrían al sol, otros fueron enterrados en trujales para el aceite, haciendo de fosa común.

El resultado de la batalla será la aniquilación de la guarnición de Belchite y la toma de la localidad por parte del ejército republicano.

La batalla dejará tras de sí más de 3.000 bajas entre muertos y heridos, así como gran parte del pueblo seriamente dañado o destruido, aproximadamente 350 edificios.

Actualmente la huella de la Guerra Civil permanece en las Ruinas del Pueblo Viejo de Belchite, siendo protagonistas de un hecho que nunca debe de volver a suceder, la guerra entre hermanos, por ello ahora es símbolo de LA PAZ.



<< Volver atrás